Calabacin


1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Loading...
 
descarga2

El calabacín, cuyo origen no es bien conocido, (no se sabe con seguridad si procede de Asia Meridional o de América Central) es una hortaliza que pertenece a la familia de las Cucurbitáceas. Esta familia comprende unas 850 especies de plantas, en su mayoría herbáceas, trepadoras o rastreras, que producen frutos grandes y protegidos por una corteza firme. Frutas tales como la sandía y el melón pertenecen a esta misma familia, junto con hortalizas tan comunes como el pepino o la calabaza.

En la actualidad, su consumo está muy extendido en todos los países del Mediterráneo, así como en Holanda y Norteamérica. Marruecos, Italia y España son los principales países productores.

Uno de los componentes del calabacín son los mucílagos, un tipo de fibra beneficiosa para el intestino; todo ello asociado a su pequeño aporte calórico, la convierten en una hortaliza idónea para personas que siguen dietas de adelgazamiento, ya que tiene efecto saciante y efecto laxante, por otro lado el calabacín es de fácil digestión, por lo que además es ideal para la alimentación de los niños y de las personas mayores, es una verdura que admite diferentes preparaciones tanto saladas como dulces ya que no tiene un sabor muy acusado y se puede consumir tanto crudo como cocinado.

RAVIOLIS DE CALABACÍN:

INGREDIENTES:

  • 2 calabacines
  • 2 cebollas
  • 1 docena de langostinos
  • 100 grs de bacon
  • 1 cucharada de harina
  • vino blanco
  • caldo ,sal y aceite
  • 1 bandeja de setas

ELAVORACIÓN:

  1. Laminamos con una corta fiambres o mandolina el calabacín.
  2. Ponemos agua a hervir con un poco de sal y blanqueamos las lonchas de calabacín, como máximo un par de minutos, escurrimos con cuidado para no romperlas y secamos un poco.
  3. En una sartén ponemos la cebolla a pochar en juliana, cuando esté transparente añadimos el bacon picadito, sofreímos un par de minutos y entonces es el momento de añadir los langostinos picados.
  4. Un minuto sofriendo y añadimos la cuchara de harina la freímos para quitarle el sabor a crudo de la harina y aromatizamos con el vino blanco, una vez evaporado el alcohol ponemos un poco de caldo de verduras, dejamos cocer para que engorde la mezcla con la harina, removiendo bien para que no queden grumos, ponemos el punto de sal y reservamos.
  5. Colocamos dos láminas de calabacín en forma de cruz y ponemos una cucharada de la mezcla en el centro, cerramos procurando que los extremos queden cerrados, planchamos vuelta y vuelta en la sartén en el momento de servir.

Rviolis de calabacín

06 dic 2015 No Comments

Escribe un comentario