Origen de las fallas de valencia


1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 votes, average: 5,00 out of 5)
Loading...
 
De-Parot-a-Ninot

Desde el pasado  1 de marzo y hasta el día 19, valencia se viste, como cada año, con sus mejores colores y se perfuma con su característico olor a pólvora.

Pero…¿cuál es el origen de las Fallas?

El origen de las fallas se remonta a la antigua tradición de los carpinteros de la ciudad, que el día de antes de la fiesta de su patrón, San José, quemaban delante de sus talleres todos los trastos viejos e inservibles y las virutas junto al “parot”, el mástil donde colgaban el candil que usaban para iluminarse en las largas tardes oscuras de invierno.

TEORÍAS APARICIÓN DE NINOTS

Una de las teorías sobre la aparición de los “ninots” nos cuenta que, probablemente un ingenioso y divertido carpintero vistiese una de esas noches de fiesta al “parot” con las ropas y/o forma de algún personaje local, tomando y popularizándose con el nombre de “ninot” (muñeco en valenciano). Los personajes preferidos para disfrazar y quemar en la víspera de San José eran aquellos que representaban a los burgueses, el clero y la clase política.

esta tradición de encender una hoguera con un “ninot” en el centro se popularizó entre la población, que aportaban trastos viejos y las esteras (alfombras) que se habían utilizado en invierno. Fue tal el apogeo que alcanzó esta fiesta que en el siglo XVII se publicó un edicto prohibiendo encender fuego en medio de las calles, teniéndose que encender en las plazas.

La consecuencia de este edicto fue que una misma hoguera empezó a agrupar los trastos y ninots de varias personas, naciendo así las primeras comisiones falleras que tenían una idea común y trabajaban durante todo el año en el diseño y construcción de ninots que satirizasen algunos estamentos sociales, políticos y religiosos de la sociedad.

Durante el último cuarto del siglo XIX, los sectores más conservadores y la iglesia pidió la prohibición de la quema de ninots, pues los consideraba una burla pagana de la festividad de San José. El ayuntamiento decidió cargar fuertes impuestos a quien quisiera plantar una falla. Esta persecución fomentó la creación de un movimiento que defendía la tradición de estas hogueras. Junto a este movimiento, surgieron los premios de la revista “Traca” que poco a poco logró aportar el carácter competitivo a esta celebración, haciendo que los diferentes monumentos compitieran entre sí por ser los más bonitos e ingeniosos. No obstante, no será hasta 1901 cuando el Ayuntamiento decidió formar parte de esta festividad otorgando los primeros premios municipales a las mejores fallas valencianas.

La costumbre de indultar a un ninot llegó en 1934, cuando el artista fallero Regino Mas propuso incluir el indulto de ninots en el programa de fiestas municipal.

El nombre de “falla” proviene de la palabra latina “facula”, que es como se llamaban en valenciano medieval a las antorchas, según escritos de la época de Jaume I.

06 dic 2015 No Comments

Escribe un comentario